BRIKEN: Un experimento para conocer como se forman los elementos pesados en el universo

Potencial de generación de energía eólica a través de viento térmico
octubre 20, 2018
Un nuevo generador solar basado en el sistema de concentración Fresnel
octubre 1, 2018

El Instituto de Técnicas Energéticas (INTE) ha trabajado en el proyecto BRIKEN, una iniciativa para desarrollar el detector más grande del mundo en su tipo para la medición de probabilidades de emisión de neutrones beta retrasados en la fábrica de haces radiactivos del centro RIKEN-Nishina, en Japón (RIBF-RIKEN).



Los neutrones beta retrasados son producidos tras el decaimiento beta en núcleos radiactivos y ricos en neutrones; estos núcleos son conocidos generalmente como núcleos exóticos. En la actualidad se han podido medir experimentalmente cerca del 50% de las probabilidades de emisión de los más de 600 núcleos identificados como emisores de neutrones.

BRIKEN, en su etapa de explotación científica, aportará de 150 a 200 nuevas medidas de emisores de neutrones, así como también, mejorará la precisión de mediciones anteriores. Las medidas realizadas en BRIKEN son de interés astrofísico dado que permitirán, en un futuro, mejorar nuestra comprensión de los procesos asociados a la síntesis de los elementos más pesados que el hierro en el universo. Asimismo, este tipo de medidas permitirá ampliar el conocimiento que hay sobre la estructura nuclear y sobre ciertos núcleos de interés para tecnología energética.

El desarrollo y puesta en marcha de este detector ha sido liderado por investigadores del INTE, en conjunto con investigadores del IFIC en Valencia y en el que han participado otros investigadores de Europa, Estados Unidos y Japón.