Hyperlieux Mobiles: un nuevo concepto de movilidad conectada para el desarrollo urbano y territorial

Receptores de radio de consumo ultrabajo
febrero 1, 2020
Looming Factory – Dispositivos Conectados para la industria 4.0
febrero 1, 2020

El proyecto Hyperlieux Mobiles define un nuevo concepto dentro del ámbito de la movilidad, en el marco de la conectividad y del desarrollo del vehículo eléctrico, autónomo y conectado.



El objetivo de Hyperlieux Mobiles es identificar y estudiar las diferentes formas actuales y futuras de movilidad más allá del mero transporte de bienes y personas, para comprender mejor los cambios que actualmente se están produciendo, tanto en los hábitos como en las posibilidades que ofrece la tecnología. A partir de aquí, se definen las características de los nuevos vehículos híbridos Hyperlieux Mobiles, prototipos de microespacios urbanos móviles y multifuncionales capaces de acercar un servicio al usuario final. Este tipo de vehículo autónomo libera al usuario de la obligación de desplazarse (ya no será tiempo “perdido”) y podrá prestar uno o varios servicios en distintos ámbitos como salud, deporte, ocio o trabajo, por citar algunos ejemplos.

El equipo internacional animado por el Institut pour la ville en mouvement investiga sobre los más variados territorios en distintos continentes. Contabiliza no menos de 600 casos de actividades móviles, y estudia en profundidad a algunas decenas: entre ellos, bicicletas equipadas con paneles solares que, en África distribuyen electricidad en zonas subequipadas para recargar teléfonos celulares y permiten el acceso al wifi para conectarse con el mundo. Otro ejemplo ilustrativo: un matadero móvil en Suecia lo más cerca posible del lugar de reproducción, respetuoso con los animales y con los trabajadores. Otros ejemplos son diversos tipos de cine móvil, bibliobuses o consultorio médico móvil.  

A veces los dispositivos estudiados sólo apelan a la astucia, pero combinan cada vez con más frecuencia arreglos tradicionales y el uso de herramientas contemporáneas (telefonía celular, internet, redes sociales, aplicaciones de geolocalización en tiempo real) que tienen un rol de acelerador para el desarrollo de dispositivos flexibles o especies de flashmobs sobre ruedas.



Uno de estos proyectos piloto se está llevando a cabo en Senegal y lo coordina Dentistas Sobre Ruedas. Mediante camiones adaptados para actividades móviles, la ONG presta servicios dentales estableciendo rutas por distintas comunidades que no disponen de este servicio básico para la salud. El éxito de este proyecto no ha sido sólo acercar el servicio a los usuarios, sino la aparición de externalidades positivas para las comunidades como, por ejemplo, evitar movimientos de población a las metrópolis en busca de servicios, la creación de “plazas” en las que se provee a la población de servicios compartidos con multiplicidad de actividades disponibles, o una mayor cohesión de dichas comunidades.

Este proyecto piloto está siendo dirigido por Carles Llop, arquitecto e investigador del Grupo de Investigación en Urbanismo del DUOT de la UPC, con un grupo de estudiantes de la ETSAV apoyados por el CCD de la UPC. En Francia existe un proyecto similar que combina transporte de personas con los servicios sociales y de información de la municipalidad de Rouen.

Todas estas prácticas se inscriben en una cultura de prestaciones móviles, pero se ven aumentadas y enriquecidas por el uso de las tecnologías de la información (generalización de los smartphones, difusión del wifi en los espacios públicos, próxima llegada del 5G, etc.) Constituyen una oportunidad de creación de actividad para aquellos sectores sociales de pocos ingresos económicos y una oportunidad de reorganización para las empresas, así como para ciertos servicios públicos en zonas poco densas, donde una presencia permanente no se justifica. En algunos casos, estas prácticas pueden participar en una estrategia de fomento de la sostenibilidad ambiental cuando un vehículo permite reemplazar edificios e infraestructuras que se utilizarían muy poco.

Muchos de estos dispositivos parecen ser precursores de una transformación posible en nuestras prácticas móviles, vinculada con nuestra «hiperconectividad” y con la llegada anunciada del vehículo autónomo. Al liberarnos de la obligación de conducir, el vehículo autónomo y conectado nos llevará a repensar drásticamente nuestra relación con el tiempo en los desplazamientos (que ya no se «perdería») y nuestra relación con el espacio en esos nuevos tipos de vehículos (cuyo espacio interior debería repensarse).

Los expertos en transporte y logística ya imaginaron las consecuencias previsibles sobre las condiciones de la movilidad y la integración de esos vehículos en nuevas ofertas de transporte. Los diseñadores imaginan vehículos-oficina o vehículos- gimnasio. Podríamos imaginar también vehículos-lugares de servicios móviles, que hibriden funciones y multipliquen los usos, y que produzcan micro espacios cívicos efímeros, móviles y conectados con el mundo, y que se convirtieran, por tanto, en los hiperlugares móviles de la ciudad nómada.

Hyperlieux Mobiles ha sido promovido y organizado por el Instituto para la Ciudad en Movimiento que hace parte del Instituto francés por la Transición Energética Vedecom. En el proyecto participan también, además de la UPC, Transdev, PSA Groupe, Michelin y La Poste, así como la Universidad Mackenzie de Sao Paulo, la National de Bogota o la de Universidad Tecnológica de Eindhoven, entre otras.