La UPC y CARNET crean un prototipo de vehículo autónomo de entrega de mercancías, que se pondrá a prueba en Esplugues de Llobregat

Reunión de kick-off del proyecto LogiSmile: prueba de sistemas de entraga autónoma a Europa
enero 25, 2022
Un sistema pionero para facilitar reciclado de ropa
enero 14, 2022
17/01/2022

Un equipo de la UPC, CARNET y sus socios industriales, coordinados por el Instituto de Robótica e Informática Industrial (IRI), han diseñado y fabricado un prototipo de robot autónomo de entrega de mercancías –Autonomous Delivery Device (ADD)–, para automatizar la logística de última milla. El vehículo se pondrá a prueba este año con diferentes pilotos en Esplugues de Llobregat, Hamburgo (Alemania) y Debrecen (Hungría).



El objetivo del proyecto ADD es analizar cómo los dispositivos de entrega autónomos pueden mejorar la distribución urbana de bienes en su conjunto, cuantificar los impactos potenciales y hacer pruebas en entornos reales de ciudad.

La distribución de productos en las áreas metropolitanas ha aumentado en los últimos años en valores absolutos, frecuencias y requisitos de calidad. En el futuro, el crecimiento del comercio electrónico y las nuevas características de las cadenas de suministro (just in time, stock cero, entregas en franjas temporales cada vez más ajustadas)pondrán más presión sobre la distribución física de mercancías en las zonas urbanas concurridas.

Desde la perspectiva de la ciudad, la distribución urbana de bienes genera varios efectos negativos, empeorando la habitabilidad de las zonas urbanas en términos de congestión, calidad del aire, molestias acústicas, uso del suelo público y deterioro del pavimento.

Los episodios de congestión urbana, la escasez de plazas de aparcamiento de carga/descarga de vehículos comerciales y la normativa local hacen que la gestión de la distribución urbana de mercancías tenga un coste muy elevado para las empresas logísticas. Se estima que los costes de la última milla (el último tramo de la cadena de suministro entre el centro de distribución y el cliente final) representan hasta un 40 % de los costes totales de transporte o más del 20 % de la polución en las ciudades.

El despliegue de vehículos autónomos comportaría una reasignación importante de los costes del transportista y haría el servicio más económico y eficiente que con vehículos convencionales. De hecho, estos vehículos pueden funcionar en horas bajas o incluso en periodo nocturno, cuando hay menos congestión. En este sentido, muchas empresas ya están introduciendo en el mercado robots autónomos de entrega (ADD, por las siglas en inglés de Autonomous Delivery Device) con el objetivo de reducir los costes de operaciones. Aunque algunos servicios de entrega autónoma se están ensayando en entornos públicos, estas iniciativas son claramente minoritarias y la mayoría de los pilotos se encuentran actualmente desplegados en entornos controlados.

En este contexto, la Universitat Politècnica de Catalunya · BarcelonaTech (UPC) y CARNET –el hub de investigación sobre la movilidad del futuro, coordinado por el Centro de Innovación y Tecnología (CIT-UPC), han diseñado y fabricado un prototipo de ADD apropiado para moverse en entornos urbanos. CARNET, fundado por la Universidad, VW Group Research y SEAT en 2014, cuenta con una quincena de socios industriales. El prototipo ADD, diseñado bajo la coordinación de CARNET, se presentó por primera vez el 16 de diciembre pasado, en una reunión de socios industriales que tuvo lugar en el rectorado de la UPC. El vehículo autónomo circula a un máximo de 20 km/h, tiene unas medidas de 170 cm x 110 cm x 100 cm, lleva seis ruedas y puede subir o bajar escalones de hasta 20 cm de altura.

El proyecto del ADD empezó en 2017 con el estudio ‘Logistic Service’, desarrollado por la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canals y Puertos de Barcelona (ETSECCPB) de la UPC, donde se conceptualizó el servicio logístico con ADD, se identificaron las necesidades del vehículo y se analizaron las potencialidades e impactos de los robots autónomos. En el año 2019 se llevaron a cabo diferentes estudios sobre los segundos usos que pueden tener estos vehículos. Se concluyó que el ADD, adicionalmente a las tareas de reparto, podría analizar la calidad del pavimento o del aire gracias a los datos que provienen de los sensores del vehículo, conjuntamente con un algoritmo de visión por ordenador.

Un proyecto iniciado el 2018

El actual prototipo empezó a diseñarse en 2018, con una colaboración entre expertos de CARNET y Rücker Lypsa, actualmente EDAG, una empresa industrial socia. En estos últimos años se han ido desarrollando la plataforma funcional, en 2020; y el armazón que la cubre y el servicio de entrega, en 2021.

Anteriormente, en la quinta edición del programa Creative Lab de la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT), en 2019, se definió el sistema de comunicación entre el ADD, las personas usuarias y la ciudadanía para interactuar con los vehículos autónomos en la calle. Creative Lab es una iniciativa docente universidad-empresa pionera en el Estado, que tiene como objetivo la generación, por parte del estudiantado, de nuevas ideas que rediseñan el concepto de vehículo urbano y el desarrollo de un nuevo concepto de movilidad en la ciudad. Los estudiantes, agrupados en equipos multidisciplinares, trabajan en distintos retos propuestos por ingenieros de SEAT y Volkswagen Group Innovation, guiados y dirigidos por profesorado de la Escuela y profesionales de la empresa.

Asimismo, un estudio realizado en 2021 por la Escuela de Caminos de Barcelona, ​​ha analizado los diferentes modelos de centros urbanos de consolidación de mercancías.

Actualmente, el Instituto de Robótica e Informática Industrial (IRI) –centro mixto formado por la UPC y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)– trabaja en los sensores del robot, bajo la coordinación del profesor e investigador Alberto San Feliu. Este año, el ADD se ensayará en tres entornos reales: inicialmente en Esplugues de Llobregat, después en Hamburgo (Alemania) y, finalmente, en Debrecen (Hungría). Estas actividades se llevarán a cabo en el marco del proyecto 'LogiSmile', que se inicia este mes de enero, financiado por el EIT Urban Mobility, una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT, por sus siglas en inglés) para impulsar espacios urbanos más sostenibles y habitables.


Proyectos Relacionados

This site is registered on wpml.org as a development site.