Desarrollan una app basada en el patrimonio cultural inmaterial para prevenir la pérdida de memoria en personas mayores

Estudian la recarga de vehículos eléctricos en autopista por catenaria
julio 26, 2021
Una plataforma para identificar antibióticos nuevos orientados a combatir las bacterias multirresistentes
julio 9, 2021
21/07/2021

El grupo de investigación Soft Computing (SOCO) del Intelligent Data Science and Artificial Intelligence Research Center (IDEAI), lidera el proyecto LONG-REMI para el diseño de una aplicación tecnológica que permita hacer terapia de reminiscencia.

El objetivo del proyecto LONG-REMI es el desarrollo de una aplicación tecnológica basada en la inteligencia artificial que permita realizar la terapia de reminiscencia de forma periódica, individualizada y adaptada a las necesidades de los pacientes, tomando como base todo este patrimonio compartido. Se trata de una app muy sencilla e intuitiva pensada para utilizarse en una tableta, a través de la cual se muestran fotografías, vídeos o preguntas relacionadas con refranes, trabalenguas o canciones, que funcionan como estímulos para favorecer los recuerdos.

La finalidad de la aplicación, que estará disponible a finales de año, es prevenir el deterioro cognitivo y evitar los efectos de la pérdida de memoria severa, además de mejorar el estado de ánimo y la salud en general. La app se podrá utilizar en pacientes con y sin deterioro cognitivo y permitirá realizar la terapia de reminiscencia de una forma más ágil, cómoda y económica que con los tratamientos convencionales, donde las terapias se encarecen por la necesidad de hacer un seguimiento por parte de personal especializado, y los tratamientos se acaban llevando a cabo solo para pacientes con demencia, con sesiones puntuales.



Una de las tareas de los investigadores de la UPC es el desarrollo del algoritmo que debe guiar la terapia de reminiscencia de forma individualizada y adaptada a las necesidades concretas de cada usuario según el deterioro cognitivo. Para ello, se usan técnicas de inteligencia artificial de reconocimiento facial que, a través de visión por ordenador y de aprendizaje automático, permiten evaluar de forma dinámica las emociones de la persona mientras realiza las actividades, sobre todo analizando la forma y la posición de la boca y de los ojos.

La app se ensayará el próximo mes de septiembre con 60 personas mayores de España y Portugal. Concretamente en Barcelona, un grupo de personas participará en los ensayos que se realicen en el Casal de Gent Gran del Baix Guinardó, en la Asociación Nou Horitzó y en el Hospital de Día Parc Sanitari Pere Virgili y serán: diez personas sin deterioro cognitivo, diez con deterioro cognitivo leve y diez con demencia leve. Los ensayos consistirán en tres sesiones individuales de 45 minutos que permitirán evaluar la respuesta de cada persona ante los estímulos que presente la aplicación.

El projecte compta també amb la participació de la Fundació Salut i Envelliment de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) i de l’Instituto Politécnico de Coimbra (IPC) de a Portugal.

El proyecto LONG-REMI está financiado, en el marco del Programa para una Sociedad Longeva PSL-POCTEP, por la Fundación CSIC y los fondos FEDER de la Unión Europea.