Un nuevo proceso industrial que mejora la capacidad de la fibra óptica

Los primeros drones con brazos robóticos con capacidad de manipulación
noviembre 1, 2019
Infraestructuras críticas más seguras
octubre 15, 2019

En nuestro mundo de conectividad creciente, la multiplexación por longitud de onda ha sido uno de los responsables esenciales del auge de las comunicaciones por fibra óptica, ya que posibilita aumentar el ancho de banda de las redes de fibra, permitiendo superponer señales en una sola fibra hasta una capacidad de 25Tb/s. Esta multiplexación requiere de dos tipos de dispositivos esenciales, los multiplexores y demultiplexores, que son los encargados de combinar las señales en el punto de origen y redistribuir en el punto de llegada.



En el proyecto, desarrollado por el grupo CD6, se han producido unos nuevos divisores de haz (componentes que se pueden utilizar como multiplexores y demultiplexores por la superposición de señales en una fibra óptica) utilizando como material base un material resistente al encapsulado industrial, como es el caso de un polímero (PMMA, etc.). Para darle las propiedades adecuadas de un divisor de haz, se han depositado partículas de diferentes tipos, metálicas y/o fotocrómicas que se activan mediante el uso de una fuente de luz modificando su espectro de absorción. Esto permite realizar la selección de canal óptico de transmisión de la información con la ventaja competitiva de tener un proceso de producción más eficiente en tiempo y coste.

La gran innovación de este proyecto recae en el desarrollo del proceso de deposición de estas partículas en el material "base" para crear las láminas divisorias de haz. En lugar de utilizar la deposición por campana de vacío, en la que intervienen elementos gaseosos que pueden provocar una contaminación de la sala blanca donde habitualmente se realiza este proceso de encapsulado, la deposición se realiza mediante un esprayado de las nanopartículas, dando como resultado un material sólido y a la vez compatible con un proceso de encapsulado posterior.

Otros socios del proyecto son Ludererra Centro Tecnológico, TECNAN y SnellOptics, spin-off de CD6 UPC.

El proyecto ha contado con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad a través del programa RETOS (RTC-2016-5526-8).